En tiempos de pandemia Clínica Empresarial de la FCJE-UFRO adecúo sus procesos y continúa su asesoría a microempresarios regionales

Un total de 49 estudiantes de la Escuela de Ciencias Empresariales participaron del programa de apoyo al mejoramiento de la gestión de microempresarios de la región, asesorando un total de 23 microempresarios durante el primer semestre.

A pesar de la incertidumbre por el COVID-19, la Clínica Empresarial de la FCJE-UFRO, continúo trabajando con microempresarios de La Araucanía, adecuando sus procesos a la modalidad virtual. Un desafío que en un comienzo significó algunos problemas, pero como emprendedores, los problemas los vieron como oportunidades, así lo indicó el Director del CEAM, Oscar Alvarado, quien además indicó:  “Tomamos el tema de trabajar online con los estudiantes y empresarios, tuvimos una reunión especial al comienzo, y dimos inicio al proceso de reclutamiento de voluntarios, consultores asistentes que están en contacto directo con los empresarios, y detrás de ellos hay otro grupo de alumnos que dan el soporte, un apoyo fundamental, especialmente ahora que nos encontramos en una etapa de digitalización de los procesos”.

La microempresaria regional, Karen Lincovil Huencho, recibió asesoría en el área comercial, específicamente de marketing digital, donde recibió asesorías por parte de estudiantes, quienes la ayudaron a potenciar su emprendimiento: “Participar del CEAM fue un aporte para mi pyme, ya que pude fortalecer áreas que desconocía o que estaban más débiles dentro de mi emprendimiento. Además, quiero destacar al grupo de estudiantes con los que trabajé, ya que fueron muy responsables, comprometidos y tenían mucha disponibilidad para ayudarme”.

La microempresaria de Liwen «Artesanía y orfebrería», también enfatizó en la importancia de contar con una Clínica Empresarial en la Universidad de La Frontera que se preocupe por aportar a las pymes regionales: “Me parece muy bien que exista el CEAM dentro de la UFRO, porque es un gran aporte para las pymes y las asesorías son de calidad. Además, ambas partes se ven beneficiadas, por un lado, a los estudiantes que participan en las asesorías les sirve como experiencia laboral y, a nosotros nos sirve para poder fortalecer áreas que desconocemos o estamos más débiles”, señaló Karen Lincovil.

La estudiante de quinto año de la carrera de Ingeniería Comercial UFRO, Macarena Barrera, destacó su pasó por la Clínica Empresarial como un acercamiento a su futuro laboral e indicó: “Partí en el CEAM el año pasado y, este año decidí continuar siendo parte de la Clínica, ya que fue una experiencia de mucho aprendizaje y pude poner en práctica mis conocimientos adquiridos en la Universidad. Por otro lado, quería contribuir en el crecimiento económico regional, más aún con todas las consecuencias económicas que ha conllevado la pandemia para los emprendedores y pequeños empresarios”.

La futura profesional trabajo como consultora asistente para una pyme de un apicultor regional, donde lo apoyó principalmente en el área de finanzas y modelo de negocios: “En primera instancia se realizó un diagnóstico en la empresa, ya que de este modo se puede detectar de manera más profunda todas las necesidades de la empresa. Análogamente se trabajó en áreas tan esenciales para cualquier emprendedor como lo es el precio del producto, control de inventario y modelo de negocios. Trabajar con el microempresario fue una experiencia muy grata, él siempre fue súper responsable y entusiasta, dispuesto a escuchar opiniones y a su vez, entregar su punto de vista desde su experiencia siempre manera muy cordial, lo cual finalmente se tradujo que cumplimos con todos los objetivos planteados en un principio a pesar de ser todo en un contexto de virtualidad”, relevó Macarena Barrera.

La Clínica Empresarial se encuentra trabajando con el Centro de Negocios Sercotec Temuco, donde asesoran técnica, individual y sin costo a pequeñas empresas y emprendedores para fortalecer sus capacidades y actividades empresariales. Felipe Mellado, director del Centro resaltó el trabajo que llevan desarrollando desde el año 2017 con el CEAM y señaló: “Quiero felicitarlos porque siendo una actividad electiva y optativa demuestra que los alumnos que participan de este tipo de actividades tienen una visión distinta, quieren dejar algo en su paso por la Universidad más allá de lo académico, y eso es clave”.

Las asesorías a microempresarios continuarán durante el segundo semestre en el CEAM, así lo aseguró su director, Oscar Alvarado, quien añadió que la digitalización también se aplicará en los procesos internos de la Clínica Empresarial este 2020.

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
X